La Línea de Alta Tensión (LAT) de Cruz de Piedra-Gran Mendoza es una obra que vincula el sistema eléctrico Cuyo con el sistema nacional, aportará 1.000 megavatios de energía limpia con una inversión cercana a los U$S 20 millones.

En este sentido, Emesa inició las visitas técnicas para la puesta en marcha de la obra, en la cual se explicaron todos los detalles técnicos para la licitación, que cerrará la presentación de ofertas el 4 de febrero.

Siete empresas realizaron el recorrido: Obras Andinas, Ice Argentina, Rovella Carranza, Sinec, Dumandzic/Interacción Consultora, Grupo Oeste SA y Sedin Servicios de Ingeniería.

Sobre los beneficios de la LAT Cruz de Piedra- Gran Mendoza

El proyecto aportará seguridad, calidad y confiabilidad del sistema eléctrico, capilarizando la red de alta tensión, la cual se encuentra en riesgo de colapso hace tiempo y se acentúa cada vez más.

Además, aumentará la potencia del Sistema de Mendoza reduciendo drásticamente caídas de tensión. Así, cubrirá toda la demanda de la Provincia y parte de San Juan durante picos de verano e invierno para evitar los habituales cortes que dejan fuera del sistema a miles de usuarios.

El proyecto conforma un doble anillo en Cuyo: generará una doble vía aumentando límite de intercambio con el Sistema Interconectado Nacional SADI. De esta manera, mejorará la performance de la red, reducirá pérdidas y optimizará la operación del Parque Generador de Mendoza.