La Dirección de Hidrocarburos de la Provincia de Mendoza recibió de manos de YPF el área de Loma de la Mina para que comience la concesión de Emesa, tal como estaba planificado hace meses. El área, ubicada en San Rafael, tiene una capacidad de producción de 35 m3 diarios y el objetivo de esta etapa, que durará 18 meses, es incrementar la producción, recopilar información disponible y estudiar futuros prospectos del área.

En este sentido, la Empresa estatal realizó un concurso para seleccionar un operador. Fueron cuatro las empresas que presentaron sus ofertas técnicas y el proceso finalizó con la adjudicación al consorcio asociativo entre Velitec SA y Alianza Petrolera Argentina SA.

A partir de ahora, Emesa realiza, por el plazo de 18 meses, inversiones por $150 millones, destinados a actividades de pulling y workover para incrementar la producción del área. Pasado ese plazo, lanzará nuevamente una licitación para seleccionar al operador definitivo.